Cómo liberar memoria RAM en Windows

Diariamente visitamos cientos de páginas en internet por medio de nuestros navegadores y, aunque la mayoría de ellas las cerramos una vez que hemos consultado la información que queremos, en muchas ocasiones tenemos la costumbre de dejarlas abiertas.

El motivo de mantener cierto número de páginas de internet abiertas es porque consideramos práctico tenerlas de este modo ya que es posible que las consultemos constantemente por cuestiones de trabajo, estudio, o simplemente comodidad para no perderlas de vista.

¿Por qué mi PC va tan lento?

Lo cierto es que una de las desventajas de conservar estos sitios abiertos es que demandamos recursos de nuestro ordenador, específicamente de la memoria RAM, para mantener estas páginas cargadas y listas para visitarlas todo el tiempo. Esto hace que nuestro PC vaya sobrecargado y sea una auténtica odisea realizar cualquier cosa. El ordenador se ralentiza cada vez más.

Puede que uno dos sitios abiertos en nuestro navegador no representen un problema, y menos cuando contamos con una buena capacidad de memoria en nuestros ordenadores, pero la cosa se complica a medida que vamos agregando pestañas a la barra de nuestro navegador.

De hecho podemos consultar, a través del administrador de tareas de nuestro ordenador, la cantidad de recursos que cada una de las páginas abiertas demanda en un determinado momento, llegando a requerir incluso hasta 500 MB por pestaña. Por ello es lógico que a medida que vamos acumulando varios sitios webs o aplicaciones, el rendimiento y eficacia de nuestros equipos se ve afectado de manera negativa.

A medida que el problema se complique es muy probable que necesitemos realizar algunas modificaciones a nuestros equipos para contrarrestar esta situación. Por ello en este post te mostraremos cómo liberar memoria RAM de nuestro sistema operativo Windows, ya sea a través de algún programas o de trucos muy sencillos.

¿Qué es y cómo funciona la memoria RAM en nuestros ordenadores?

La memoria RAM o Random Access Memory, por sus siglas en inglés, es componente inherente a cualquier ordenador o dispositivo que tiene como función ejecutar la mayoría de los programas o software.

Por lo tanto es una memoria temporal y operativa de cualquier sistema informático, es decir por medio de este complemento físico o hardware permanecerán activos parcialmente todas las aplicaciones que utilizamos, incluso hasta el propio sistema operativo de nuestros equipos.

Cuando mantenemos demasiados programas activos al mismo tiempo en nuestro ordenador, como lo es en el caso de un gran número de pestañas abiertas en el navegador, la capacidad de la memoria de RAM del equipo se ve comprometida. Debido a la demanda de operación que las aplicaciones en curso generan, la eficiencia de nuestros equipos puede disminuir considerablemente. Incluso cuando se tiene poca memoria RAM el ordenador hace uso del disco duro del equipo para compensar la demanda, lo que ralentiza su funcionamiento.

Esto nos lleva a pensar que una mayor capacidad de memoria RAM en nuestro equipo nos permitirá mantener cargados un número mayor de datos o aplicaciones, y aunque en principio eso es correcto, la mayoría de las tareas que realiza un usuario promedio no requiere de más de 4 GB de memoria.

Métodos para liberar memoria RAM en Windows

En cambio, puedes gestionar mejor los recursos de su ordenador para liberar algo de memoria sin la necesidad de pensar en incorporar más tarjetas a tu equipo. Te damos varios consejos para liberar RAM de tu ordenador Windows.

1. Detener la ejecución de programas innecesarios

Una de las formas más prácticas y sencillas de liberar memoria RAM en nuestro ordenador es a través del uso del “administrador de tareas”. Por medio de esta herramienta podemos visualizar todas las aplicaciones que se ejecutan en ese momento y la cantidad de memoria que cada uno de ellos ocupa.

Para ello lo único que tenemos que hacer es presionar la combinación de teclas Ctrl + Alt + Esc e inmediatamente aparecerá una ventana con el administrador de tareas. Una vez en la herramienta nos dirigimos a la pestaña de procesos ubicada en un menú en la parte superior de la ventana.

Esta sección nos mostrará en forma de lista todos los programas, aplicaciones o pestañas que se encuentren activos. De lado derecho podremos ver la cantidad de memoria que demanda cada uno de los programas, procederemos a seleccionarlos y finalmente cerrarlos, finalizando así sus tareas para que ya no se ejecuten en nuestro ordenador.

2. Deshabilitar programas y herramientas innecesarias que se ejecutan automáticamente al iniciar Windows

Otro de los motivos por los cuales vemos afectado el rendimiento de nuestro ordenador por la saturación en la memoria RAM  es por la ejecución de aplicaciones en el arranque de nuestro sistema operativo, en este caso de Windows.

Para evitar que esto suceda simplemente sigue la siguiente ruta de acceso: Panel de control > Sistema y seguridad > Herramientas administrativas > Configuración del sistema > Inicio de Windows y seleccionamos la opción “Abrir el administrador de tareas”.

Una vez hecho esto, se nos mostrará una ventana con todos los programas que windows ejecuta al iniciar el sistema, lo único que tenemos que hacer es seleccionar aquellos programas que no queramos que inicien con Windows y pulsamos la opción “deshabilitar”.

3. Reiniciar el explorador de Windows para liberar memoria

El simple hecho de reiniciar el explorador de Windows provoca una liberación potencial de memoria RAM que puede ser significativa en algunos casos.

Para conseguir esto únicamente tenemos que presionar las teclas Ctrl + Alt + Esc para abrir el administrador de tareas, buscar la herramienta del explorador de Windows en la pestaña de “procesos”, seleccionarla y pulsar la opción de reiniciar.

4. Instalación de un software de liberación de memoria RAM

También puedes hacer el uso de aplicaciones completamente gratuitas como lo es la herramienta de RAMMap que podrás adquirir a través del siguiente link: https://docs.microsoft.com/es-es/sysinternals/downloads/rammap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *